Propiedades y propósitos de las uñas

Las uñas pueden arañar, cortar y desgarrar. Pueden utilizarse como un práctico utensilio para rascarse. Abrir pequeños cierres y coger objetos. También protegen las puntas de los dedos y parecen indispensables para la sensibilidad de la almohadilla del dedo.

En épocas antiguas, las uñas servían tanto como herramientas útiles como para defenderse. Más tarde, pasaron a tener una connotación cultural como en las grotescamente largas uñas de los chinos mandarines.

Hoy en día las uñas son una parte intrínseca del aspecto de cualquier persona, aunque sigan teniendo un propósito funcional. Los hombres, al igual que las mujeres, le están dando una mayor miportancia al cuidado y al aseo de las uñas.

¿Qué es una uña?

La uña es una placa flexible de tejido córneo hecho de queratina, por ejemplo célñulas espidérmicas formadas en la raiz de la uña y endurecidas. Variosfactores influyen en el desarrollo de esta lámina de queratina, la más larga del cuerpo humano: su composición genética, la salud (el estado de la uña es el mejor reflejo), el ambiente, etc.

A parte de la queratia hay concetraciones moderadas de sales minerales como sulfuro, selenio, calcio y potasio.

¿Cuáles son sus partes principales?

La matriz

La matriz es la parte viva que se encuentra en la base de la uña. Aquí es donde se desarrollan las células nuevas y empujan las células viejas y "muertas" para formar la placa de la uña. La calidad y salud de estas células determina la condición general de la uña ya que crece más allá de la matriz.

La matriz es suministrada por numerosos vasos sanguíneos y nervios los cuales proporcionan el alimento neceario para la producción y crecimiento de el tejido de la uña.

Es la parte más sensible de la uña y puede dañarse facilmente si no se trata adecuadamente. Cualquier accidente o abuso puede impedir el creciemiento normal y provocar que decoloración y otras irregularidades aparezcan en la placa de la uña. Eventualmente crecerán a no ser que una lesión grave haya resultado en daño permanente para la uña.

Todo lo que pase en el cuerpo humano puede manifestarse mediante las uñas y los efectos causados por dar a luz o enfermedades como fiebre alta, neumonía, etc. pueden traducirse en surcos formados en la lúnula y que gradualmente crecerán con la uña. Incluso shocks psicológicos pueden afectar a la matriz y aparecer en el superficie de la uña como surcos irregulares o profundos.

El lecho de la uña

El lecho de la uña es la continuación de la matriz. Actuando como un soporte para la placa de la uña, juega un papel vital en la salud, el color y la textura de la uña. La placa de la uña se junta con la uña mediante una serie de crestas de conexión diminutas que van desde l amatriz hasta la punta del dedo, donde la uña se separa para formar el borde libre.

La lúnula o media luna

La lúnula o media luna, ese pico blanquecino en la base de la uña, es la única parte visible de la matriz. No es siempre prominente, aunque normalmente es visible en la uña del pulgar, disminuyendo su tamaño hasta el dedo meñique, donde normalmente no es visible.

La placa de la uña

La placa de la uña es la parte visible de la uña desde la lúnula hasta el borde libre. Está compuesta por células del esqueleto comprimidas que se producen en la matriz y no contienen sangre ni nervios.

Normalmente tiene un color rosa palo pero puede volverse más blanca o azul dependiendo de la temperatura y otras condiciones físicas. Aunque la placa de la uña parezca una única pieza, está formada por tres capas separadas por diminutas cantidades de humedad y grasa. Estas capas varían en consistencia, siendo la capa externa la más dura y la capa interna, la cual se adhiere al lecho, la más blanda.

La punta o el borde libre de la uña

La punta o el borde libre de la uña es la parte libre del lecho y sobresale de la punta del dedo. Cuanto sobresalga es una cuestión de gusto. Es la parte más vulnerable de la uña y puede ser facilmente dañada por un impacto, una presentación incorrecta, etc.

La cutícula

La cutícula es el borde de piel que enmarca la placa de la uña y protege la uña que se está endureciendo. La cutícula está constantemente eliminando células antiguas y produciendo células nuevas. A no ser que este tejido se mantenga suave y plegable, puede crecer en la superficie de la uña, donde se vuelve invisible, dividirse en pieles e incluso impedir el crecimiento de la uña.

¿Cómo crece la uña?

La uña se origina en la matriz como parte de la epidermis o capa exterior de la piel. Se endurece y anchea a través de un proceso llamado queratinización, uniéndose menos al lecho de la uña, lo cual explica la parte blanca de la lúnula. Conforme va creciendo, la uña se vuelve más fina y vuelve a unirse al lecho, cogiendo un tono rosado.

Dependiendo en la velocidad de crecimiento personal, tarda entre 3 y 5 semanas en crecer la uña al completo.

Generalmente, las uñas crecen de forma más rápida y fuerte en verano que en invierno y más rápidamente en la mano derecha de una persona diestra y en la mano izquierda de una persona zurda. La velocidad de crecimiento puede ser más alta durante el embarazo.

Uñas sanas y dieta equilibrada

Eres lo que comes es un dicho popular

Las vitaminas, el calcio y los minerales son particularmente importantes para el crecimiento y el mantenimiento de uñas fuertes y sanas.

Una dieta vegetariana puede debilitar las uñas ya que produce un desequilibrio debido a la falta de proteinas animales. De la una forma similar, una dieta para perder peso mal equilibrada no es beneficiosa para la salud de las uñas.

¿Cuáles son algunas causas de unas uñas dañadas?

Como la mala salud y deficiencias alimenticias pueden inhibir el crecimiento de la uña, las enfermedades y la dieta pueden influir en la condición de las uñas que bajo otras condiciones serían sanas. El daño resultante puede ser de corta duración y requiere atención inmediata. Las causas internas deben ser atendidas por un doctor cualificado o un dermatólogo para su tratamiento.

Causas internas

En genera, cualquier condición circulatoria que reduzca el abastecimiento de sangre en la matriz de la uña evita que reciva el alimento necesario para desarrollarse correctamente. Otros problemas de salud pueden afectar a las uñas incluyendo problemas en las glándulas, un metabolismo pobre, alergias, anemia, deficiencias de calcio y algunos aminoácidos y otros nutrientes esenciales.

Causas externas

Una uña sana puede dañarse de muchas formas, incluyendo:
  • contacto directo con disolventes, detergentes agresivos y otros productos de limpieza,
  • sobreexposición a la luz solar o condiciones atmosféricas secas,
  • fuerte presión o un golpe fuerte contra un objeto duro,
  • aplicación del esmalte directamente sobre la placa de la uña, sin una protección o capa base preeliminar.

La mayoría de los problemas de uñas pueden aliviarse mediante el uso de productos de tratamiento especialmente formulados por MAVALA.