Para el esmalte de uñas.

Diluyente — Para el esmalte de uñas.

Unas gotas bastan para recuperar la consistencia del esmalte demasiado espeso.

Devuelve al esmalte de uñas la consistencia ideal facilitando así la aplicación en capas finas. Dos capas finas durarán más que una capa gruesa ya que esta se escamará o saltará al cabo de un par de días.

Modo de empleo

Revisar la consistencia del esmalte antes de comenzar la manicura. Si el esmalte está demasiado espeso, añadir de 2 a 3 gotas de DILUYENTE y agitar bien el frasco. Dejarlo reposar durante 20 minutos.

Más

Nota: Para diluir el esmalte de uñas, nunca agregar quitaesmalte, acetona o agua, ya que no se mezclan bien sus componentes y destruirán la homogeneidad del esmalte.